Ritual del té

El té llego a Japón en torno al siglo XII desde China y se bebía solo en Monasterios y en casas de aristócratas y guerreros. A partir del siglo XIV con la influencia de maestros Zen el té se reubicó a ámbitos más generales y destacó el lado más bello de la pobreza, centrándonos en nuestro interior para aumentar en nosotros la verdadera riqueza. Fue Sen no Rikyu quien introdujo el concepto de «Ichi-go Ichi -e» es decir, «un momento, una oportunidad» haciendo hincapié en que cada ocasión es única e irrepetible y que por ello, debemos disfrutarla y valorarla siendo la hospitalidad siempre el punto de partida de cada encuentro

                                             

Recolección del té también forma parte de esta civilización, de hecho era muy conocida la recolección del té en  Uji. En la primavera mucho habitantes de la antigua ciudad imperial se traslada a Uji, cerca de Nara (Antigua capital del Imperio antes que Kioto) famosa por sus plantaciones de té y en las que participaban muy activamente las muchachas. Es más, las primeras recolecciones de té son, desde el siglo XVII uno de los temas predilectos de los poetas.

En 1868 con la abolición de la clase guerrera, las mujeres se hicieron hueco y poco a poco y pasaron de recolectarlo a ser protagonistas como anfitrionas, desarrollándose así en la elegancia y la estética japonesa.

La ceremonia del té está presidida por un anfitrión o anfitriona cuya preparación puede durar décadas y décadas pues no estamos hablando de servir únicamente una tacita de té, sino todo lo, contrario. Debe ser capaz de apreciar el arte, la artesanía, la poesía y la caligrafía, tener conocimientos de arreglos florales, cocina, cuidados del jardín; y al mismo a través de la elegancia, la consideración, la tolerancia y la necesidades de los demás. Lo que se pretende es conseguir desconectar de lo mundano para concentrarnos en la belleza de todo cuanto nos rodea, por eso es tan importante el tema de la sencillez. En la actualidad es muy raro que alguien en Japón posea una casa de té por la arquitectura y el espacio del que dispone. Sin embrago sí que hay mucha gente que estudie el camino del té. Durante este camino se aprende a preparar el carbón vegetal para conseguir un fuego perfecto, a cuidar los utensilios que forman parte del proceso del ritual y por supuesto, a reconocer todas las flores salvajes y la estación en la que florecen.

Se trata de un aprendizaje lejos de disciplinas intelectuales, sino que son puramente espirituales.3319472780_3fd99559f3_m

Durante la ceremonia se beben dos tipos de té, el primero y más espeso «koi-cha» y el segundo más claro y ligero «usu-cha». El procedimiento para beber ambos es diferente pero los dos se sirven con la parte más bonita del tazón mirando hacia el invitado para que admire su belleza.

1.- Cuando se sirve el «koi-cha» todos los invitados beben de un mismo tazón pasándoselo de uno a otro. Primeramente, cuando se recibe el tazón de té, se debe poner entre uno mismo y el siguiente invitado haciendo una reverencia al anfitrión. El tazón se debe tomar con la mano derecha, colocándolo en la palma de la mano izquierda y levantándolo ligeramente haciendo una inclinación con la cabeza como muestra de agradecimiento. Hay que evitar beber por la parte frontal del tazón por lo que debemos girar el tazón dos veces hacia uno mismo y tomar un pequeño sorbo.

 

 

5607073732_058faaab38_m

5606499581_bce32056a7_m

 

 

 

 

Una vez hayamos terminado debemos colocarlo sobre la estera (tatami) que tendremos delante y deberemos secar con una toalla de papel la parte del tazón por la que hayamos bebido.

13062284_3b5d1c4fbb_m

2.-Durante el transcurso del primer té al segundo se sirven los dulces propios de este ritual y pueden ser dulces secos o no secos y normalmente tienen formas de figuras o animales.

8746330717_73ce573a5f_m

 

61541094_0b02e7d098_m

 

 

 

 

 

3.-Ahora procederíamos al «usu-cha» es decir, el té más ligero, que se sirve a cada persona de forma individual. Lo mismo que en el caso del té espeso, cuando recibimos el tazón debemos colocarlo entre nosotros y el siguiente invitado, haciendo una reverencia para disculparnos por beber nosotros primero. Luego lo ponemos delante de las rodillas, se da las gracias al anfitrión y giramos el tazón a nosotros mismos dos veces para no beber por la parte frontal. Cuando nos lo terminamos de beber completamente (a diferencia del anterior) limpiamos con los dedos la parte por donde hemos bebido y lo ponemos en el tatami dejando la parte más bonita girada para el anfitrión.

Por desgracia hoy día las casas de té ya no son lo que eran, entre otras cosas porque suponen un auténtico lujo por el espacio de que disponen y por su conexión con la naturaleza. La casa de té es un pabellón sencillo,construido con arreglo a unas estrictas reglas de ornamentación en el que se celebra la ceremonia del té. La mayoría consisten en una única habitación cuadrada, de tres metros de  ladro, en la que se prepara y sirve el té. Si el número de invitados es elevado,puede habilitarse un anexo (hikae no ma) y también una cocina, pero que solo se usaría para lavar las tazas.

Para hacernos una idea de lo importantes que han sido las casas de té solo hace falta leer Kioto, de  Tokugawa y ser testigos del magnífico recorrido que hace por este tipo de casas y su papel en la sociedad japonesa.

En la actualidad se sigue la doctrina del citado líneas más arriba, Sen no Rikyu, a través de las dos escuelas de té más importantes :Urasenke y Omotesenke, fundadas por los dos biznietos de Rikyu.

En las universidades japonesas, se ofrece la enseñanza de la ceremonia del té con el fin de enseñar a los estudiantes a

  • Hacer la vida cotidiana más agradable.
  • Llegar a ser una persona de gusto refinado
  • Llegar a ser una persona honesta y valiente.
  • Mejorar las relaciones humanas.

 

Aquí os dejamos un fragmento de ritual del té al que asistimos en Murcia el pasado mes de octubre. Espero que lo disfrutéis.

Maria

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Almería y con Máster en Profesorado de Secundaria y Enseñanza de idiomas. Estancia en la Universidad Stendhal de Grenoble (Francia) y un mes de inmersión lingüística en Londres. Diploma DELF B2 por la Alianza Francesa. Organizadora en el II Congreso Internacional Lingüístico en Homenaje a José Jesús Bustos Tovar, así como en el área de cultura del ayuntamiento de El Ejido para diferentes ferias del libro,miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Profesora de Español Lengua Extranjera desde 2012 y acreditada por el Instituto Cervantes en la especialización de español para japoneses en agosto de 2014. Coordinadora y directora de JAPAES y NIHONJINNOTAMENOSUPEINGO. Puedes encontrar más información sobre mí en mi página en LinkedIn. マリア・ムリアナ・ヒメネス! アルメリア大学スペイン語文献学学士。中等学校教育および外国語教育の修士。フラン ス、グルノーブルのスタンダール大学在籍後、ロンドンで1か月間語学留学。アリアン ス・フランセーズのフランス語能力試験DELFのB2レベルを取得。ホセ・ヘスス・バスト ス・トバルの功績を讃える第二回国際言語学者会議の主催を担当、またエル・エヒド町役 場文化部門で本の見本市の開催を担当。アルメリア研究学院のメンバー。! 2012年より外国人対象のスペイン語教師、2014年8月よりセルバンテス文化セン ター認定の日本人対象スペイン語教師として専任。! JAPAESと「日本人の為のスペイン語」のコーディネーター及びマネージャー。Linkedin にて履歴詳細をご覧頂けます。

Un comentario:

  1. Un tema muy interesante el del te, muy poco conocido, me he encantado, como todo lo relacionado con Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.