¿Detrás mía o detrás de mí? Aprendemos a usar los adverbios y los posesivos

Uno de los errores más comunes en el español actual es el uso del adverbio de posición (cerca, debajo, delante, dentro, detrás, encima y enfrente) combinado con un pronombre posesivo (mío, tuyo, suya, nuestros, vuestras, etc.) sin que medie entre ellos una preposición: *cerca tuyo, *debajo suyo, *delante tuya, *dentro mío, *detrás mío, *encima suya, *enfrente mía, etc. Estas construcciones son ERRÓNEAS, pero se crean en español por analogía con otras expresiones nominales correctas que indican situación, como: al lado suyo, alrededor suyo, etc.

 

wordle 4

El origen del error se encuentra en la naturaleza de este grupo de adverbios que poseen un rasgo propio de los nombres, es decir, la posibilidad de ir acompañados por un complemento nominal o adverbial precedido de la preposición de:

  • Complemento preposicional de un sustantivo: el coche de Enrique
  • Complemento preposicional de un adverbio: detrás de Enrique

Introducidos por la preposición de, estos complementos comparten una estructura formalmente idéntica, pero no sucede lo mismo cuando únicamente van seguidos por el posesivo:

  • Complemento de posesión de un sustantivo: la casa suya, su casa
  • Analogía: complemento preposicional: *detrás suyo/suya, *su detrás

Como vemos, se trata de construcciones diferentes: en la segunda, el núcleo del que depende el complemento preposicional es un adverbio (detrás), mientras que en la primera (la casa de Enrique) es un sustantivo (casa). Puesto que los adjetivos posesivos son modificadores del sustantivo, solo si el complemento encabezado por «de» depende de un sustantivo, puede sustituirse sin problemas por un posesivo: la casa de Enrique = su casa o la casa suya. Los adverbios NO son susceptibles de ser modificados por un adjetivo posesivo.

Así pues, ¿qué debemos hacer para saber si es o no correcta una expresión con posesivo? Debemos fijarnos en el núcleo sintagmático: si es un sustantivo (al lado, en torno, en contra,…), será correcta, pero no si se trata de un adverbio.

Además, si es posible la anteposición del posesivo átono, la construcción con el posesivo tónico pospuesto será también válida:
Estoy sentada al lado de Joaquín> Estoy sentada a su lado> Estoy sentada al lado suyo

Pero NO es correcta:
Estoy sentada detrás de Rafael> *Estoy sentada en su detrás> *Estoy sentada detrás suyo

Únicamente debemos tener en cuenta una cosa más: la excepción del adverbio alrededor. Es correcto el uso de alrededor mío (aunque esta construcción también alterna con las combinaciones a su alrededor o alrededor de ella). Su uso se justifica porque el adverbio alrededor está formado por la contracción al seguida del sustantivo rededor ‘contorno’, lo que hace que contenga mayor carga nominal que el resto de adverbios que vimos antes.

Espero que os haya sido útil esta explicación. ¡El próximo lunes veremos más contenidos!

Más información sobre el tema aquí.

2 comentarios:

  1. Mi novio español me lo corregía cada vez que decía yo “delante de mí” o “detrás de él”, así que me confundía mucho. Sin embargo, gracias a este artículo ya tengo más confianza en mi español!!

  2. Nos alegramos de que así sea. Es uno de los errores más frecuentes incluso entre españoles, de ahí la importancia de corregirlo y que no se extienda también a estudiantes extranjeros.
    ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.