Las campanadas de Nochevieja y las campanas de los templos

¿Ya tenéis las uvas preparadas? Y ¿sabíais que las campanadas de Nochevieja no son sólo en España?
En Japón también hay campanadas aunque hay algunas diferencias.

Vamos a ver cómo son las campanadas de Nochevieja en Japón y también las campanas de los templos mientras reposamos el estomago para la Nochevieja.

La Nochevieja en Japón

Las campanadas de Nochevieja en japonés se escribe “除夜の鐘(じょや の かね, joya no kane)”. Literalmente significa las campanadas (鐘 kane) de Nochevieja (除夜 joya).
La palabra 除夜 significa la noche del día que se pasa el año al siguiente.

Aunque normalmente para referirse a la Nochevieja o el día 31 de diciembre utilizamos la palabra “大晦日(おおみそか, ômisoka)”, el último día del último mes.

Tiene dos nombres porque ese día es muy importante. Para saber cómo de importante es para los japoneses podéis leer este artículo.

Las campanadas de Nochevieja

Para darle una buena bienvenida al año nuevo tenéis también que limpiar las cosas malas del año pasado y por ello damos las campanadas en Nochevieja.

Son muy parecidas a las de Año Nuevo en España, pero las japonesas empiezan un rato antes del cambio de año porque en total son 108 campanadas. Es el número de deseos mundanos que, según el Budismo, hace sufrir a la gente, como el materialismo, el apetito sexual, etc. Se cree que cada campanada elimina uno de estos deseos.

La mayoría de los templos dan 107 campanadas el 31 de diciembre y la última campanada se da en el 1 de enero. Hay templos que incluso dejan a la gente tocarlas. Y aunque no la toquéis, es impresionante oír varias campanadas en toda la ciudad.

La historia de las campanas de los templos

Pero, ¿de dónde vienen estas campanas de los templos?

Es una historia muy larga, en la que nos remontamos a la época de Buda.

Antes de morir, Buda les dejó como testamento a sus discípulos que no hicieran ninguna pintura ni figura de su imagen durante 500 años porque, dependiendo de los gustos de cada época, su aspecto cambiaría constantemente y deseaba evitar cualquier discusión entre sus seguidores sobre qué imagen le gustaría más a cada uno.
Aun así como los discípulos no querían olvidar a su maestro, buscaron algunas maneras de mantener su recuerdo y cumpliendo su palabra al mismo tiempo.

La primera manera que encontraron fue mediante “仏足石(ぶっそくせき, bussokuseki: significa “piedra del pie de Buda”)” que imitaba la huella de sus pies.

Luego también empezaron a construir las torres en las que se guardaban sus restos mortales. Creían que cuanto más alta y grande era mejor; porque así se podía ver incluso desde un sitio muy lejano. Al ser contempladas por las personas, éstas se calmaban sintiendo su mirada.
Este es uno de los motivos por los que Japón fue el país en el que más se desarrolló la tecnología de construcción de las torres budistas, como la torre del templo Horyu-ji.

La Torre de Templo Horyu-ji
By 663highland (Own work) [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY 2.5], via Wikimedia Commons

Otra manera fue mediante el sonido de las campanas, para que se pudiera oír “la voz de Buda”. Llegaron a ser cada vez más grandes.

Se creía también que el sonido de las campanas purificaba la zona e impedía a los espíritus malos entrar ahí.

Además de eso, tenía función de informar de la hora. En el budismo ser puntual es uno de los aspectos más importantes para la persona. De hecho, el adiestramiento de los monjes se destaca por actuar en grupo siempre con puntualidad.

Las campanas y kanji

Durante su historia, el budismo influyó mucho en la cultura japonesa.
Por ejemplo, el kanji de “tiempo” u “hora”, .

Este kanji se puede dividir en dos partes, 日 y 寺. 日 significa día y 寺 templo, tienen su origen en estas campanas que informaban de la hora en los templos.

Los Sutra también influyeron mucho en la cultura japonesa y eso también es muy interesante, pero los dejaremos para la próxima ocasión.

¿Quieres tocarlas?

A lo mejor ahora os interesa tocarlas.
Depende del templo, pero algunos templos sí que dejan a los visitantes tocar las campanas. Sobre todo, la Nochevieja es una buena oportunidad ya que muchos templos las tocan. De todas maneras podéis pregúntaselo a los monjes o a los trabajadores de allí.

 

Muchas gracias por vuestro interés en la cultura japonesa y esperamos seguir con más artículos en 2018.

Deseamos que tengáis una feliz Nochevieja y un feliz año nuevo.

Kanami

Licenciada en estudios Interculturales por la Universidad de Kobe. Trabajó 4 años en una empresa informática como administradora de ventas. En 2013 vino a España para perfeccionar el idioma, alcanzando el nivel C2 en la academia don Quijote Granada un año. Posee el Diploma DELE B2 por el Instituto Cervantes. Actualmente vive en Almería y forma parte del proyecto JAPAES y nihonjinnotamenosupeingo, en el cual trabaja como profesora de japonés. Desde 2017 es miembro de la APJE (Asociación de Profesores de Japonés en España). 大学卒業後、IT商社にて4年間営業職として勤める。その後、スペイン語を習得するため、2013年からスペイン・グラナダにて1年間の語学留学を経て、現在、アルメリア在住。「JAPAES」「日本人のためのスペイン語」のプロジェクトに日本語教師として参加している。2017年よりAPJE(スペイン日本語教師会)会員。

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.